WeCreativez WhatsApp Support
!Buen día! Bienvenido a Grupo Reyma,
¿En qué podemos servirle?
 

Popotes Biodegradables

POPOTES BIODEGRADABLES

 

Alguna vez te has preguntado… ¿Quién inventó los popotes y por qué se tuvo la necesidad de crearlos?

 

Si bien, la compañía estadounidense de alimentos y bebidas Harry Stevens, además de ser la primera en introducir los clásicos hotdogs en el estadio de los Gigantes de Nueva York, también inventó los popotes.

 

Stevens se dio cuenta que cuando los fanáticos tomaban a sus bebidas, dejaban de ver el juego repetitivamente. Stevens sabía que los antiguos egipcios bebían utilizando cañas huecas y supuso que serían de gran utilidad durante los partidos, entonces el empresario contrató a una compañía papelera para que elaboraran unos tubos de papel grueso, los cuales incluía en cada refresco, logrando así, triplicar sus ventas.

 

Los primeros en crear popotes de plástico fueron los hermanos Betty y Joseph Friedman, quienes se dedicaban a elaborar medicinas. Vendieron sus popotes a un sanatorio californiano para que los pacientes sorbieran los líquidos.

 

Sin embargo, Marvin Stone, un fabricante de cigarros de Washington D.C., fue el que patentó la idea, Stone vio una conexión entre el proceso de elaborar las envolturas de cigarros y fabricar popotes, fue tan exitosa la venta de éstos, que para el año de 1890 su empresa producía más popotes que cigarros.

 

En México, los popotes fueron bautizados con ese nombre a partir de una derivación del náhuatl “popotl”, el cual se refería al tallo que se usa para hacer escobas. En otros países se conocen como pajillas, tubitos, cañas y en inglés drinkingstraw.

 

Por otro lado, hoy en día se utilizan alrededor de 500,000,000 popotes diariamente y se estima que una persona utiliza 38,000 popotes en toda su vida. Con base en esto, las campañas para reducir el uso del popote son cada vez más frecuentes en establecimientos como restaurantes, hoteles o centros de diversión, ya que necesitamos contribuir a mejorar el medio ambiente. Un popote podría tardar alrededor de 20 años en desintegrarse.

 

Pero el ser humano no se detiene, siempre está en constante innovación, de tal forma que contribuye a no perjudicar al planeta. Como lo es la creación de popotes biodegradables, bolsas ecológicas, y otros tipos de desechables que han hecho evolucionar al mundo.

 

Poco a poco nos encaminamos hacia un mundo sin popotes de plástico, pero para qué eliminar el popote de la actualidad si hay varias opciones desarrolladas para dar alternativas ecológicas y sustentables. Si en verdad los necesitas o tienes alguna imposibilidad para tomar tus bebidas directamente del vaso o la botella, utiliza popotes biodegradables.

 

Existen varios tipos de popotes biodegradables, están los comestibles, que son elaborados con algas marinas 100% degradables, hay de distintos sabores como caramelo, mango, limón, chocolate, vainilla, etc.

 

También existen los popotes biodegradables de bambú, que hay tanto desechables como lavables reutilizables, los de papel, los de semillas de aguacate, fabricados con resinas por medio de la semilla del aguacate, los de cáscara de mango petacón, así como los de vidrio y los de metal que pueden ser de acero inoxidable o de titanio.

Ahora bien, si todas estas opciones te suenan demasiado extrañas de utilizar, en Reyma te damos la opción de continuar usando popotes con la misma apariencia de siempre, sólo que el plástico utilizado para fabricar nuestros popotes biodegradables, es diferente a los demás.

 

La creación de popotes biodegradables de Reyma consiste en usar un aditivo 100% orgánico mediante el cual se acelera considerablemente el proceso de biodegradación a través de un proceso natural.

 

Cuando el producto es desechado en un relleno sanitario biológicamente activo, éste comienza a realizar su función. Los ingredientes del aditivo forman una capa en la superficie del producto, la cual permite que los microorganismos tengan acceso al plástico mientras mandan señales a otros para atraerlos al sitio.

 

Como resultado es que el plástico se descompone en materia orgánica elemental, que puede ser convertido en metano y dióxido de carbono, finalmente se reintegra a la tierra y contribuye al medio ambiente.

 

A diferencia de los popotes de plástico convencional, el tiempo de regeneración de los popotes biodegradables es de 1 a 5 años, los plásticos que se mezclan con aditivos, se ven, se sienten y se comportan como cualquier otro plástico normal.

 

Los popotes biodegradables están fabricados con la más alta calidad que brinda la marca Reyma, es un utensilio práctico que facilita el consumo de cualquier tipo de bebida, ideal para comercializar y de uso común en todo tipo de establecimientos como, hospitales, restaurantes, centros nocturnos, bares, fuentes de soda, centros de entretenimiento, entre otros.

 

En Reyma contamos con una amplia gama de colores de popotes biodegradables para todo tipo de ocasión.

 

La materia prima está aprobada por la FDA (Food and DrugAdministration) en regulación 21, sección 177.1640. Los popotes biodegradables Reyma están libres de cloro fluorcarbonos.

 

En Reyma nos preocupamos por el medio ambiente y ofrecemos a nuestros clientes una nueva alternativa ecológica con nuestra nueva línea BIO, conservando la misma calidad, resistencia y ergonomía. Ofrecemos una nueva alternativa al mercado que cumple con los requisitos y la calidad de siempre pero sobre todo el cuidado del medio ambiente.

 

Nos enfocamos en que nuestros productos sean totalmente funcionales y confiables, para lograrlo innovamos y trabajamos en la mejora de nuestros procesos de fabricación con la colaboración de nuestros más de 7,200 trabajadores dentro de la República.

 

Así que la próxima vez que desees realizar una compra de popotes biodegradables u otros productos desechables eco-friendly, no olvides que ¡Reyma es tu mejor opción!