loader-logo

CLIMA LABORAL

Avatar

El desarrollo y el buen funcionamiento de una empresa, dependen de diversos factores. Uno de los más importantes, es el clima laboral. El cual, es el ambiente que se “respira” dentro de una empresa, o bien; es la suma de algunos elementos internos como lo son: la cultura organizacional, el compañerismo, la identidad y pertenencia con la marca, etc. Todos ellos, conectados de manera directa con los empleados  y sus emociones.

Una vez entendido esto, podemos responder: ¿por qué es tan importante el clima laboral?

El clima, o ambiente laboral, como ya se menciona, mantiene una estrecha relación con el estado de ánimo del personal. Por lo tanto, influye con su satisfacción, y posteriormente; con su nivel de productividad. Lo que puede impactar  a la empresa de manera positiva, o bien; de una forma que perjudique a la misma.

Por ejemplo, un buen entorno, provoca que el personal enfoque su trabajo y energías en el cumplimiento de las metas. Lográndolo de una manera óptima. Mientras que un mal clima, solo ocasiona conflictos internos, roces entre compañeros de trabajo, y genera obstáculos para el logro de los objetivos.

Por tal motivo, es de suma relevancia, atender este factor tan importante.

A continuación, presentamos algunos tips para mejorar el clima dentro de una empresa:

  • Valores: Promover valores esenciales en el campo laboral, tales como: el respeto, tolerancia, cultura del esfuerzo, liderazgo y compromiso.
  • Integración: Establecer actividades de integración, ayuda a generar confianza, conocer la diversidad de perfiles, aplicar / explotar las cualidades, y a crear lazos afectivos entre los miembros del equipo. Facilitando la comunicación y empatía en el equipo (las cuales son herramientas fundamentales en el cumplimiento de objetivos laborales).
  • Capacitación (es): Permite a los empleados especializarse y mejorar en diversas áreas, facilitando de esta manera, el desarrollo de sus actividades, optimizando sus resultados.
  • Trabajo en equipo: Fomentar el trabajo de manera interdisciplinaria y constante con la finalidad de crear lazos entre áreas y personal fomentando la interacción de forma sana y profesional. De igual manera, analizar y evaluar constantemente si existen conflictos dentro de los equipos de trabajo. En caso de identificar alguno, buscar métodos neutrales y pacíficos que beneficien a las partes involucradas.
  • Interés en el personal: Mostrar interés y preocupación en aspectos personales de cada uno (trato humano y sensible), sin llegar a ser invasivos; estableciendo límites claros y pertinentes.
  • Motivación: Un pequeño “empujón”, nunca está de más. No se sabe quién esté pasando por un mal momento y podría necesitar algo de apoyo y energía extra. De igual manera, amplificar la iniciativa y la buena actitud del trabajador, siempre traerá mejore resultados.

Queda claro que para lograr un buen clima laboral, no se necesitan de muchos recursos. Únicamente se requiere supervisar constantemente el entorno, conocer al equipo, sus actitudes, aptitudes e identificar áreas de oportunidad, trabajar en ellas y lograr un desarrollo positivo dentro del área de trabajo.


%d bloggers like this: